Cargando...

3. Habilidad para prioirizar lo importante.

Esta tercera habilidad para convertirte en una persona segura de ti misma en el ámbito de la pareja o en cualquier otro está relacionada con el campo de la gestión de la vida y el tiempo.

Existen 7 habilidades fundamentales que debes desarrollar para alcanzar el equilibrio y el bienestar personal, para ser una persona libre de inseguridades y miedos y con una autoestima elevada.

Las posibilidades de alcanzar tus objetivos aumentan exponencialmente cuando haces cosas que no te apetecen, cuando esa incomodidad que te supone hacer cosas que no te gustan está apagada por la firmeza de lograr tus propósitos.

Tener interiorizadas las dos primeras habilidades para convertirte en una persona segura de ti misma en una relación, la habilidad de la proactividad y la habilidad de comenzar las cosas con un fin, son fundamentales y requisitos básicos previos a esta tercera habilidad:

  • Una persona no se puede centrar en lo importante sin haber tomado primero conciencia de uno mismo y haber avanzado hacia la proactividad.
  • Y no puede saber qué es importante sin conocer antes cuáles son los modelos y estructuras vitales acordes a su esencia, y sin comprender cómo tiene que alinearlas con lo que considera valioso para ella misma.

Lo más importante en la vida es que lo más importante sea lo más importante.

Stephen Covey

No se puede pasar a poner el foco sobre lo importante sin haber explorado antes cuál es nuestra aportación singular que nos corresponde realizar al mundo o a nuestro entorno, y sin ponerla en el centro de todo.

Esta tercera habilidad para convertirte en una persona segura de ti misma en el ámbito de la pareja o en cualquier otro está relacionada con el campo de la gestión de la vida y el tiempo.

Los dos principios que definen cualquier actividad humana son urgente e importante.

URGENTE significa que se necesita una atención inmediata, “¡Ahora!”. Los asuntos urgentes son, por lo general, muy evidentes. Nos presionan: nos reclaman acción, nos hacen reaccionar. Carecen de masa para nuestra vida, son ligeros, su imapcto es en el ahora, en el hoy. A menudo, satisfacen a otros más que a nosotros mismos. Los asuntos urgentes suelen estar muy accesibles y a veces nos pueden incluso resultar agradables, fáciles, divertidos. Pero ¡con la misma frecuencia carecen de importancia!

Los asuntos IMPORTANTE tienen que ver con el impacto en nuestra vida, en el presente y sobretoso en el futuro, tienen peso. Si atendemos a un asunto importante supondrá una aportación a nuestra misión en la vida, sumará, nos acercará a nuestros objetivos, a nuestros valores, a nuestras metas preferentes. Ante los asuntos urgentes, reaccionamos. Sin embargo los asuntos importantes que no son urgentes requieren de iniciativa, de proactividad. Ante algo importante tenemos que intervenir para no dejar pasar la oportunidad, para hacer que las cosas ocurran.

Si no practicamos la segunda habilidad, la de comenzar las cosas en nuestra vida con un fin, si no tenemos una idea clara de lo que es valioso, de los resultados que deseamos obtener en nuestras vidas y de hacia dónde nos dirigimos, con facilidad nos veremos desviados de las metas importantes respondiendo ante lo urgente.

Si elaboramos una tabla donde cruzamos los conceptos urgente/no urgente e importante/no importante obtendremos cuatro cuadrantes

Urgente - Importante

El cuadrante I (lo urgente-importante) representa todo lo que es urgente e importante. Tiene que ver con asuntos que reclaman atención inmediata. Todos experimentamos en nuestras vidas algunas actividades del cuadrante I. Pero el cuadrante I agota y consume a muchas personas. Las personas que viven en ese cuadrante se dedican a gestionar crisis, están orientadas hacia los problemas, es gente que trabaja al límite de los plazos.

No Urgente - No Importante

Algunas personas se ven, literalmente, acribilladas por problemas todo el día, todos los días. El único alivio que tienen consiste en huir hacia las actividades no importantes ni urgentes del cuadrante IV (lo no importante-no urgente). De modo que, en su tabla, se encuentran el 90 % del tiempo en el cuadrante I y la mayor parte del restante, un 10%, en el IV; a los cuadrantes II y III solo les prestan una atención mínima. Así viven las personas que administran su vida sobre la base de las crisis.

Urgente - No Importante

Hay otras personas que dedican mucho tiempo al cuadrante III: urgente, pero no importante. Continuamente reaccionan ante las cosas urgentes, suponiendo que también son importantes. Pero la realidad es que la urgencia de esas cuestiones se basa a menudo en las prioridades y expectativas de otros. Quienes dedican su tiempo casi exclusivamente a los cuadrantes III (urgente, pero no importante) y IV (lo no importante-no urgente) llevan vidas básicamente irreflexivas, imprudentes, aún no han logrado tomar la responsabilidad sobre ellos mismos ni las riendas de su vida.

No Urgente - Importante

Lo que te va a acercar a ser una persona segura de ti misma es permanecer fuera de los cuadrantes III y IV porque, urgentes o no, no son importantes. También reducir el tiempo que pases en el cuadrante I (lo urgente-importante) y pasar más tiempo en el II (en lo importante-no urgente). El cuadrante II (donde reside lo importante y no urgente) es el corazón de la gestión personal segura y positiva. Trata de las cosas que no son urgentes, pero sí importantes: por ejemplo, construir relaciones y pasar tiempo con seres queridos y apreciados, planificar a largo plazo, el ejercicio físico, sonreir, tomarse las cosas con calma, reconectar con la naturaleza, formarse, ocuparse de uno mismo, vivir y disfrutar el presente, dar las gracias por lo que tenemos … Es decir, todas esas cosas que sabemos que hay que hacer, pero que solemos eludir, porque no son urgentes. Las personas que gestionan su forma de ser de una manera segura no se orientan hacia los problemas, sino hacia las oportunidades. Alimentan las oportunidades y dejan morir de inanición a los problemas. Piensan preventivamente, son proactivos.

Las 7 habilidades para convertirte en una persona segura en tus relaciones y en tu vida residen en el cuadrante II, en el de lo no urgente pero importante.

Las 7 habilidades para convertirte en una persona segura en tus relaciones y en tu vida residen en lo no urgente pero importante.

Las 7 habilidades abordan temas fundamentales para emprender el camino a la seguridad en uno mismo, y si las practicas de manera regular, hasta convertirlas en un hábito, provocarás en tu vida un cambio extraordinariamente positivo. Nuestra seguridad avanza a pasos agigantados cuando las practicamos. Hazte a menudo esta pregunta:
¿Qué puedo hacer en mi vida que, de hacerlo con regularidad, representaría un gran impacto positivo en mi vida?

¿Qué es importante para ti en estos momentos?

QUIERO LOGRAR

Dos ratoncitos cayeron en un cubo de nata; el primer ratón enseguida se rindió y se ahogó, el segundo ratón decidió pelear, y se esforzó tanto que finalmente transformó la nata en mantequilla y consiguió escapar. Caballeros, desde este momento yo soy ese segundo ratón.

QUIERO LOGRAR SER UNA PERSONA SEGURA DE MI misma en una relación
¿Qué has hecho hasta el momento para conseguir lo que quieres lograr?
Te animo a que nos embarquemos juntos en un pequeño viaje, desde un revelador programa de coaching personalizado, que te acerque a poder disfrutar de relaciones más satisfactorias y felices.
Haz de tus emociones un motor y no un freno para tu vida
Revelador programa de coaching personalizado que te permitirá empezar a controlar tu yo interior y encontrar el equilibrio
¿Qué has hecho hasta el momento para conseguirlo?
Te invito a que recorramos juntos, desde un bonito programa de coaching personalizado, una parte del camino de tu autoconocimiento que te llevará a subir tu autoestima
Concurso de cuentos cortos sobre dependencia emocional