Cargando...

creencias positivas en apariencia pero que de hecho son limitantes

Es habitual que pensemos que una gran parte de nuestro potencial como personas no está saliendo a la luz, no lo estamos utilizando o no está siendo aprovechado por los demás. A la vez creemos que otros que han logrado el éxito en campos que para nosotros son importantes, ya sean negocios, relaciones personales, logros deportivos o académicos, etc. tienen unos atributos o competencias que a nosotros nos faltan.

¿Sabías que un proceso de coaching acostumbra a abordar las conductas y el comportamiento de cada uno y suele desembocar en una toma de conciencia amplia que permite despertar las potencialidades que todos poseemos poniéndonos en el camino de alcanzar nuestras metas y objetivos?

Qué es una creencia

Creencia: conocimiento que aceptamos inconscientemente y que nos procura seguridad. Vivimos inmersos en las creencias y no las cuestionamos.

Una creencia es un pensamiento, un juicio profundamente arraigado que se ha construido a través de las experiencias personales, vividas o no, que constituyen la historia particular de cada individuo. Se genera no solo por los mensajes limitantes que se han escuchado en la infancia, también se puede formar al relacionar fenómenos de generalización (una sola experiencia puede generar una creencia). Por todo ello, las creencias a veces se vuelven los gobernadores del cerebro que, como filtros predispuestos a nuestra concepción del mundo, tienen a apoyar o a sabotear nuestras acciones y nuestra vida..

  1. Se programan sin ponerlas previamente a prueba, ya que en muchos casos han nacido de las primeras experiencias en la vida.
  2. Se pueden tener unas creencias o las contrarias ya que han dependido de factores ambientales y, en definitiva, aleatorios.
  3. Tienden a auto cumplirse. Si la persona piensa: “lo voy a lograr”, lo más probable es que lo logre.
  4. Las creencias tienen poco que ver con la realidad, más bien constituyen un código de “interpretación” de la misma. En realidad, los hechos son neutros, son las interpretaciones de éstos las que determinan nuestra posición fascinadora o aversiva ante los mismos.
  5. Todas son verdaderas (o falsas), puesto que se auto cumplen.
  6. Cambiando las creencias, se modifican las acciones y por ello, se crea un cambio en el destino.

Las creencias subyacen en nuestro subconsciente y son el origen de las autolimitaciones que nos generamos.

Cómo se amaestra una pulga te puede ayudar a entender el origen de las limitaciones que nos puede crear el subconsciente de la siguiente manera: Como quizá sabes, amaestrar una pulga es algo muy simple. Primero se la encierra en un frasco, y como es lógico, la pulga, que no quiere estar dentro, intentará saltar repetidas veces para intentar salir. ¿Qué sucederá? Al cabo de una serie, más o menos larga, de saltos e intentos, la pulga dejará de saltar. Ya se le puede quitar el tapón. ¡La pulga ya no intentará jamás salir del frasco!

¿Por qué no lo hará? Por algo tan simple como el hecho de que su cerebro cree que no puede, y si ese cerebro no establece una nueva creencia contraria que le permita poder saltar, no lo intentará nunca.

Si en tu vida existe algún área en la que pienses que sufres una limitación que te suele hacer “tropezar varias veces en la misma piedra” y te has resignado creyendo que ya no es posible reconvertir la dirección de tus resultados, se puede afirmar que, en cierto sentido, una gran parte de ti está domesticada por su forma de ver los acontecimientos y has olvidado que tu capacidad de salto es más extraordinaria de lo que realmente imaginas.

Los impulsores de Kahler

El psicólogo Taibi Kahler observó que en muchas de las personas que solicitan ayuda psicológica su dificultad parte de un tipo de creencias positivas en apariencia pero que de hecho son limitantes. A estas creencias limitantes las llamó impulsores ya que eran como una especie de mandatos que conducían a las personas a actuar para obedecerlas. Lo llamativo de esos mandatos es que, simplemente, son imposibles de obedecer, con lo que llevan a la persona a caer en un ciclo de culpa y frustración que limita su capacidad de desarrollarse. 

Los impulsores son formas estereotipadas de pensar. Un estereotipo es la percepción exagerada y simplificada que se tiene a la hora de pensar y que busca justificar o racionalizar una cierta conducta. Los estereotipos son creencias ilógicas que limitan la creatividad y que sólo se pueden cambiar mediante el razonamiento personal sobre ese tema.

Lo que causa problemas no es tanto lo que las personas ignoran como lo que saben y no es verdad

Los cinco impulsores propuestos por Kahler son:

Por supuesto no todos los impulsores o mandatos están presentes en todas las personas ni tienen la misma intensidad. A mas intensidad de los mandatos que tenemos > mas limitaciones personales para nuestro desarrollo.

SOLO ERES ACEPTABLE = LA GENTE SOLO TE QUERRÁ SI:

Eres Perfecto: Todo debe de salirte bien a la primera, nadie debe equivocarse, todo debe salirte bien hasta en sus mas mínimos detalles. Nadie debe ver un fallo en ti. No debes tener ni un solo defecto. Si no vas a hacer algo perfecto, mejor no hacerlo.

Eres Fuerte: Debes resistir y aguantar sin tambalearte cualquier tormenta y embestida de la vida por muy dura que sea, y soportar el dolor o el sufrimiento sin pedir ayuda. Debes responder con dureza ante la gente, aunque duela. La vida es dura. Solo los fuertes sobreviven.

Complaces: Debes gustar y agradar a todo el mundo. Todos deben tener una imagen excelente de ti. Jamás debes de enfadar ni contrariar a nadie. Todos deben querer ser tus amigos. Lo que piensen los demás de ti es muy importante.

Haces todo y rápido: Debes de aprovechar todas las oportunidades y no dejar pasar ningún tren. Debes de hacerlo todo inmediatamente y no dejar cosas para después. El tiempo es oro y el oro es solo para los primeros en llegar.

Intentas: Debes ser emprendedor y acometer grandes proyectos. Debes aspirar siempre a lo mas grande y no conformarte con mediocridades. Aunque algo te parezca imposible, debes de intentar ir a por ello. Debes sentirte especial y con derecho a conseguir cualquier cosa. Lo importante es intentarlo.

Disfrutas: Debes de ser capaz de ser feliz y estar contento siempre. La vida es para disfrutarla, no para sufrir. si algo te hace sufrir, aléjate o apártate. La vida solo tiene sentido si te lo pasas bien.

MANDATO SOLO SE VALORA CUANDO NO PERDONA NI SE PERDONA Y ESO LE IMPIDE
SÉ PERFECTO Lo que hace es perfecto hasta sus últimos detalles. Las cosas le salen bien a la primera Los defectos, los errores, los fracasos. Los imprevistos. La mera suficiencia (hacer bien lo que es importante y lo mínimo necesario con lo importante). Equilibrar perfección y tiempo disponible Diferenciar lo importante de lo accesorio (saca defectos continuamente). Valorar lo que otros hacen bien porque siempre se puede hacer mejor. Reconocer sus errores y aprender de ellos. Acometer proyectos en los que se mejora poco a poco
SÉ FUERTE Pone a prueba su fortaleza y ve que responde Las lágrimas, la ternura, la sensibilidad. Necesitar a otros, pedir ayuda. Dar y recibir amor. Expresar sus sentimientos. Acercarse o dejar que otros se acerquen
DATE PRISA Aprovecha cualquier oportunidad. Hace las cosas ya! Hacer las cosas despacio. Vivir si prisas. Dejar "escapar un tren" "Saborear la vida". Evitar el estrés. Dar a los otros y a las cosas el tiempo que precisan
COMPLACE le demuestran aceptación. le dicen cosas agradables de su persona Dejar una mala impresión. Resultar indiferente. Caer mal a alguien. Que alguien se enfade Ser uno mismo. Hacer lo que considera oportuno si no recibe la aprobación de la gente. Decir francamente lo que piensa o quiere. Negarse a peticiones poco razonables
INTENTA Hace planes maravillosos que le sirven para soñar con cualidades o posibilidades que no tiene Aceptar la cruda realidad (sus limitaciones reales) Plantearse metas menos ambiciosas pero mas realistas. Tener éxito. Pues para lograr una meta hace falta perseverancia y coraje (cualidades que a "Don Intenta", le faltan)
DISFRUTA La vida le permite divertirse y satisfacer todos sus caprichos Tener deseos insatisfechos. Experimentar frustración Experimentar la alegría de hacer algo por los demás. Afrontar con madurez las dificultades de la vida. Mirar la vida con agradecimiento y optimismo

El circuito emocional

Los impulsores ponen en marcha la siguiente dinámica emocional:

Cuando la persona actúa de acuerdo al mandato impulsor, se siente aparentemente bien y experimenta un estado de satisfacción y alta autoestima, aunque esta es en realidad eventual. Su estado interno es parecido al de un niño que se siente contento cuando sabe que ha hecho algo que le gusta a sus padres y espera ser recompensado por ello.

Pero en la práctica, es imposible obedecer siempre el mandato del impulsor, por lo que, antes o después, se incumple.

Entonces es fácil caer en un estado de vergüenza o culpa similar al del niño que sabe que ha hecho algo malo y que será castigado por ello. Posteriormente, es probable que la culpa se proyecte y que la persona busque culpables sobre los que verter su frustración.

La reacción de los demás favorece el estallido de tensiones que terminan en un aislamiento y sentimientos de vacío o de "tocar fondo", de los que la persona sale con promesas renovadas de obedecer al impulsor y "no portarse mal" nunca mas. En este momento, se siente como el niño que ha hecho la promesa de ser bueno en el futuro y sabe que será perdonado por sus padres

Este proceso puede representarse en foma de escalera:

Imagen del trabajo de Pilar Feijoo Portero: "Los impulsores del malestar emocional"

Impulsores y Prohibiciones

Cuando algunas de las creencias que hemos agrupado bajo el nombre de Impulsores está asumida por una persona, su posibilidad de estar bien consigo misma o con la gente, está supeditada a la obediencia de dicha ley

Esto, lejos de ser beneficioso para su desarrollo personal y social, le impide el verdadero crecimiento. De hecho, cada impulsor esconde una especie de prohibición: obedeciendo al mandato se evita realizar aspectos necesarios para el desarrollo saludable de la personalidad:
IMPULSOR MANDATO IMPLÍCITO
Sé perfecto No disfrutes
Sé fuerte No sientas, no te acerques
Complace No seas tu mismo
Apresúrate No descanses, no vivas
Intenta No logres
Disfruta No crezcas

Permisos para estar bien

Para vivir la vida con sanas dosis de felicidad, y para afrontar sus retos y dificultades con buen ánimo, es necesario eliminar la posible presencia de impulsores en nuestra forma de pensar.
Para ello hay que descubrir la falsedad:
  • Perfección: No podemos esperar a la perfección para disfrutar de las cosas y los logros.
  • Fortaleza: Frente a las dificultades, la dureza emocional no es sinónimo de resistencia y si de aislamiento.
  • Complacencia: Es imposible gustar a todos siempre, y si para gustar, hay que traicionarse, mejor disgustar.
  • Darse prisa: La ambición de abarcar y querer llegar a todas partes sirve para desorientarse y no rendir.
  • Intentar: Invertir mucho tiempo en sueños de grandes realizaciones, quita energía para concretar y lograr objetivos mas humildes pero reales.
  • Disfrutar: La necesidad de evitar cualquier cosa que peda producir dolor, nos mantiene eternamente frágiles e inmaduros.

Cuando en nuestra forma espontanea de pensar surge un permiso en lugar de un impulsor, estamos mas preparados para responder de manera flexible, persistente y autónoma a las situaciones de la vida.

La siguiente tabla presenta los permisos liberadores de las exigencias nefastas de cada impulsor:

IMPULSOR PERMISO PARA ESTAR BIEN
Sé perfecto
Aprende de tus errores:
Afronta tus limitaciones con afecto hacia tu persona. Mejora poco a poco. Haz razonablemente bien lo importante
Sé fuerte
Acepta tus sentimientos:
Aprende a reconocerlos y a expresarlos adecuadamente. Puedes apoyarte en el afecto y el apoyo de otras personas. Muestra tu vulnerabilidad.
Complace
Manifiesta tu individualidad:
Expresa honestamente lo que quieres y eres. Siéntete con derecho a no gustar, ni a que te tenga que gustar todo el mundo.
Apresúrate
Prioriza:
Reduce tus ambiciones de cantidad por las de calidad. Que tu camino en la vida sea tan pausado que te permita tomar conciencia gozosa de cada instante.
Intenta
Logra:
Cambia tus ensoñaciones por metas pequeñas pero que te sientas capaz de lograr. Lleva una vida ordinaria de manera extraordinaria. Acaba lo que empiezas.
Disfruta
Crece:
La felicidad no es el resultado de la ausencia de dificultades, sino de superación de las mismas. Tiene poder dentro de ti: úsalo y verás como se multiplica. Especialmente cuando lo haces para el bien de otro.

Los permisos en acción

 

Bibliografía: Impulsores de Khaler basado en el trabajo de Pilar Feijoo Portero: "Los impulsores del malestar emocional"